Argentina,


Anécdota de Lilian Graciela Farías - (Mendoza - Argentina)

Querida Susy:

 

Quiero compartir el hermoso recuerdo que tengo de la vez que conocí a SABU.

Cuando vino a mi Ciudad, Mendoza, Argentina, el 13 de Septiembre de 1971 yo tenía solo 13 años y quería ir a verlo al Club donde se presentaba con su show.

Mi mamá no me dejó porque era muy chica, recuerdo que lloré toda la noche pues no iba a ver al amor de mi vida. Al ver mi tristeza, al otro día mi mamá me pidió que la acompañara al médico y como yo estaba tan enojada le dije que nooooo !!!, ella insistió tanto que fui con mucha bronca.

Ella, pobrecita, había averiguado el Hotel donde estaba hospedado, habló y les pidió que me dejaran ir a verlo, les prometió que iba ella me acompañaría y que iría también mi hermanita de 6 años.

Recuerdo que llegamos al Hotel "LAMICELA ", así se llamaba (ya no funciona) y yo le pregunté qué hacíamos allí si me dijo que la acompañara al médico, esperamos un ratito y el recepcionista le hizo una seña a mi mamá, ella me pidió que fuera al ascensor porque el médico bajaría con las recetas y que las recibiera porque ella estaba un poco mareada (le creí porque ella en esa época ya sufría de una triste enfermedad). Fui hasta el ascensor y cuando la puerta se abrió. apareció SABU !!, casi me desmayo o me muero, ¿ Te imaginás? ... Verloooooo !!! era tan hermoso, cuando vio mi cara de asombro no me salían las palabras. me abrazó, me dijo - "Hola !!! " - y me dio un beso (te cuento que no me quería lavar más la cara con tal de no borrar ese beso). Estuvimos un ratito, me regaló un disco autografiado y una lámina que estaba en la vidriera del Hotel, que es la foto que después de tantos años volví a ver en su Página. es la que está con traje de cuero, de pie y se ve verde detrás, la he mirado durante tantas noches de mi vida, tenía empapelada mi habitación y además, forradas las tapas de mis carpetas de colegio. Me trajo tantos recuerdos.

Luego, cuando lo vi irse me puse a llorar y él volviendo sobre sus pasos, me abrazó, me dio un beso y me regaló su pañuelo.

Ese fue el mejor regalo que me hizo mi mamá, pues yo no sabía que me había preparado esa sorpresa de ir a verlo.

Gracias amiga por esto tan hermoso, he recordado todo lo que hizo mi madre para que lo viera, ella también está en el Cielo, ahora.

No podés imaginar la emoción que sitió mi hermana cuando le mostré este, nuestro lugar, ella tenía apenas 6 años cuando fuimos a ver a SABU, se emocionó tanto porque durante muchos años no supimos de él y recordaba mi emoción y mis lágrimas, la sonrisa de SABU, el abrazo que me dio cuando ella le dijo - "SABU, mi hermana está enamorada de vos." ¿Te imaginás? Me morí de vergüenza y él. todo dulzura. Fue un regalo del Cielo verlo y compartir esos momentos con él que nunca olvidaré, esas son las cosas lindas de la vida.

Lamentablemente, cuando en Mendoza hubo un gran sismo y se cayó parte de mi casa, su pañuelo, su disco dedicado y el álbum que me había hecho con sus fotos, quedaron debajo de los escombros y no pude recuperarlos nunca más.

Si hoy los tuviera, te juro Susy que ya estarían en tus manos.



Nelly Ariza - Fundadora del "Club amigos de SABU" (Colombia)

Vaya este recordatorio a quien fue la Fundadora del 1er. "Club amigos de SABU" de Colombia, su nombre:

 

NELLY ARIZA, se fue con Dios el 05 de Diciembre de 2005.-

 

GRACIAS NELLY !! porque hoy, el "Club del Recuerdo de SABU" Virtual y mundial, cuenta con los miembros del "Club amigos de SABU" de Colombia y viceversa.

Todos juntos para Homenajear al más Grande Baladista de todos los tiempos, nuestro siempre presente "Príncipe SABU".



Anécdota de Gabrielita, hija de Yolanda Sanabria Roa (Bucaramanga- Colombia)

Hola Susy, mi nombre es Gabrielita y tengo 10 años, soy hija de tu amiga Yoly Sanabria Roa de Bucaramanga , Colombia.

Vivo en un lugar muy bonito y en mi casa siempre se escucha la música de SABU.

Desde que tengo recuerdos lo escucho porque mi mami es fanática de él y de ella he aprendido a quererlo, respetarlo y admirar cada nueva canción que escucho y aprenderla y cantarla porque son muy bellas, todo el tiempo las canto, me las sé todas !!

Cuenta siempre mi mami que cuando vi por primera vez una foto de SABU le dije que era muy lindo!! y fuera de eso, en su última presentación en un Concierto aquí en Bucaramanga, el 13 de Marzo de 2004 en el Velódromo Alfonso Florez, yo estaba cumpliendo 7 añitos, le pedí de regalo que me llevara a almorzar al restaurante que escogí y que además me llevara al Concierto que daba SABU, era un sábado y mis padres no aceptaron llevarme porque decían que estaba muy pequeñita y sabían que me dormiría en pleno Concierto pues éste duraba hasta la madrugada del día siguiente, en cambio me prometieron que al próximo que el viniera me llevarían, porque para esa fecha estaría más grandecita. Esa promesa no la pudieron cumplir por lo que ya todos sabemos. En casa yo fui la primera que escuchó la noticia por televisión ese domingo tan triste en que se nos fue SABU, lloré mucho diciendo que ya no podría conocerlo personalmente. Hoy acompaño a mamá participando en todos los programas en que se le rinde Homenaje a mi cantante favorito, me gusta enviar mensajes y que todos sepan que SABU es muy querido en mi Colombia y que lo extraño mucho. Sabrá Diosito que él ha sido muy bueno y que cantaba muy bien y seguro lo cuidará mucho en el Cielo.



Anécdota de Lilia O'Hara - Periodista - (Mexicana residente en San Diego - EE.UU)

El argentino SABU fue uno de los cantantes que yo admiré en mi adolescencia. De hecho, fue el primer famoso que conocí en persona. Cuando escuchamos en una estación de radio que estaría en una tienda de mi colonia para firmar discos, mi hermana y yo fuimos a verlo.

Eran principios de 1970. Cuando llegamos éramos las únicas, luego llegaron unas cuantas chicas más. Lejos estábamos de saber que este hombre ya tenía larga fama en su natal Argentina. Ahí estuvo, muy atento firmando su autógrafo en un pedazo de papel, porque ni siquiera teníamos el dinero para comprar su disco. En ese entonces, yo no sabía aún que sería periodista y que tendría la suerte de platicar luego con muchos otros cantantes que sonarían en la radio. SABU era parte de una pléyade de argentinos que colocaban éxito tras éxito en la radio mexicana: Palito Ortega, Sandro, Elio Roca, Leo Dan, King Clave, Leonardo Favio, Heleno. Todos llegaban con sus baladas románticas a robarse el corazón de las adolescentes mexicanas. Tenían tanto éxito como los españoles.

Desde mi niñez, en cuanto despertaba mi mamá ya tenía el radio prendido. Radio Variedades, Radio Mil o Radio Felicidad eran nuestras estaciones favoritas y yo me sabía cada canción, me bastaba escuchar los primeros segundos de cada pieza para saber cuál era.

SABU cantaba Pequeña y frágil ; Quizás sí, quizás no; Rosas a Sandra y otros temas.

La vida lo lleva a uno a conocer nuevos talentos, nuevas baladas y nuevas emociones. Sin embargo, en la adolescencia, cuando los sentimientos están a la décima potencia, los recuerdos de una canción o de una voz son más potentes que en tiempos posteriores.

Hace mucho que yo no escuchaba sus canciones. Esa tarde que mi hermana y yo lo conocimos, nos atendió muy amable, acababa de llegar a México y nos dio un beso en la mejilla. Fue el beso más dulce que hasta entonces había yo conocido . Era el beso de una estrella.

Luego, al ser periodista, esa magia que siente la admiradora común se pierde. Los artistas pasan a ser cómplices o una especie de aliados con los cuales se establece un diálogo profesional. Hay que ser objetivos al hablar con ellos; tratar de obtener la declaración brillante, única o inteligente que les alimente a nuestros lectores esa magia, pero en ese proceso el encanto se pierde . Nunca más, con ningún otro artista volví a hablar con el candor o la emoción que SABU despertó en mí aquella tarde. Aunque aún hoy en día admiro el talento de otros artistas actuales, si llego a platicar con ellos , no se vuelve a sentir lo mismo.

Héctor Jorge Ruiz ó SABU , gracias por aquel beso.


Publicada originalmente en el semanario Enlace de San Diego.


Anécdota de Gabriela Faner - (Argentina)

Querida Susy, en la Página de nuestro Príncipe, yo también quiero dejarle mi homenaje a través de un recuerdo que siempre está muy vivo en mi, esta anécdota.

Como tantas de nosotras, yo también era muy chica cuando SABU surgió a la popularidad, contaba con 13 años y recuerdo como si fuera hoy cuando iba con mi bicicleta a pararme en la esquina de su casa, él vivía en Billinghurst

2328 - 3º Piso - Dpto. "A" de Capital Federal - Buenos Aires - Argentina. Allí pasaba horas y horas aguardando el momento de verlo salir, solo para verlo de lejos y decirle con los ojos cuánto lo quería. Ese ritual se cumplió religiosamente por mucho tiempo hasta que un día. LO VI SALIR !!, fueron tan grandes mi alegría y asombro que no atiné a nada. Tenía a tan solo metros de distancia a un muchachito hermoso, al ser que había impulsado mis ganas de conocerlo, con esa frescura que luego de él no vi en nadie más y me quedé paralizada, todo lo que había soñado para ese momento se me borró de la mente al verlo. me escondí detrás de un árbol para que al pasar no me viera. y mi corazón desde ese día latía emocionado porque mi sueño se había cumplido. Vi al Príncipe, a mi ídolo, al mejor entre los mejores.

SABU, siempre serás parte de mi.



Anécdota de Luis Márquez

Querida Susy, ¿Cómo estás?

Perdón por mi tardanza para comunicarme, quiero agradecerte este espacio tan bonito que será para el recuerdo de nuestro ídolo.

Yo viajo todos los años a New York, pues tengo familia en esa ciudad, y es así que estando allí fui a ver a SABU en su show en vivo en dos ocasiones y aunque no tengo fotos, aquí te mando unos folletos de promoción que guardé de recuerdo y que mi hijo las pasó a su computadora para poder mandártelos.

Como admirador me da alegría saber que hay tantas personas que recuerdan al gran artista y mejor persona que fue "SABU".

Yo lo conocí personalmente y era un señor de primera, alegre, sencillo y que se expresaba de su adorada esposa Josefina de una forma única.

Mi canción favorita es "PEQUEÑA Y FRAGIL", pero hay muchas más que me gustan.

La ultima vez que lo vi fue en un show en New York, febrero del 2005 y el tiempo no había pasado para él, muy bien conservado y con mucha vitalidad, por eso me cuesta creer su ida tan repentina de este mundo.

Seguro seguirá cantando en el cielo y en nuestros corazones.

Saludos cordiales, a todos los que leen y se expresan en esta página.

Nueva York año 2004

Nueva York año 2005

 

 



Anécdota de Orlando Netti (Cantante - Bs. As. - Argentina)

Querida Susy:
Debo felicitarte por la realización de esta emotiva y tan bien lograda página que rescata en imagen y sonido a SABÚ, uno de los artistas argentinos que ha dejado huella en mucha gente, no solo de Argentina, sino también de distintos puntos de Latinoamérica.
También agradecerte como artista, tu actitud y dedicación


para llevar a cabo tu sueño y hacerlo realidad en este inmenso mundo de Internet, ya que de esta manera, estás eternizando a tu ídolo a través de este reconocimiento que nace de tu admiración y enamoramiento infantil desde los once años cuando el querido Jorge gozaba de su mayor trascendencia popular. Y el hecho de mi agradecimiento desde lo artístico es porque como cantante, siento que la obra que uno va realizando dentro de esta carrera tan maravillosa y difícil a la vez, vale la pena, por el solo hecho de que en algún momento de nuestras vidas o llegada la circunstancia, lamentablemente, de nuestras ausencias físicas obligadas, alguien como vos, en este caso específico, dedique tanto tiempo, esfuerzo y amor para perpetuar la figura y labor artística que se ha realizado.

Además, quiero dejar testimonio del Don de gente, su calidez y la buena energía que transmitía siempre el estimado Jorge. Tuve la oportunidad de realizarle uno de sus últimos reportajes radiales para Buenos Aires en mi programa de Radio Mitre, "De Cada DKDA", y allí mantuvimos una charla muy amena y entretenida que queda como recuerdo entrañable de su pensamiento y sentir sobre diferentes aspectos de la vida y el arte.
Susy querida, te dejo mi afecto y el deseo de que esta iniciativa tuya crezca cada día más y llegue a todos los que alguna vez admiraron a SABÚ y todos aquellos que no lo conocieron, pero que sabrán de él por medio de tu propuesta cibernética.
Con todo cariño,

ORLANDO NETTI



Anécdota de Juan Carlos Arias (Tucumán - Argentina)

Susy:

Te envío mi anécdota del día en que conocí a SABU.

Fue un verano, febrero del 72 ó 73 en San Miguel de Tucumán, Argentina.

Días de mucho calor, los Carnavales eran feriado en aquel entonces, juegos con agua y comparsas, murgas y mucha diversión.

Por la noche, baile en los clubes de Barrio. Pista bailable improvisada en canchas de basketball, mesas alrededor, música onda Sótano Beat y Cumbias, "lentos" con Carpenters, Los Pasteles Verdes, Pomada etc., y en algún caso, música en vivo.

Que mezcla no?

Con los amigos siempre íbamos al Club Mitre, donde estábamos haciendo nuestras primeras incursiones como "novios".

Imaginate la época, alumnos de colegio de varones, Salesiano, teníamos que practicar a los 18 años, cómo sacar a bailar a una chica.

Yo estaba de novio con Viviana de 15 años, y tanto su padre como el entorno de amigas, hacían lo imposible para que no pudiera verme. Yo era un poquito rebelde en esa época y parece que no calificaba para el entorno de la niña

Esa noche decidieron cambiar de club sin avisarme, pero ella pudo hacérmelo saber por intermedio de un amigo en común. No había celulares ni mensajes de texto, nada.

A la una de la mañana, en el Club Mitre, mi amigo Gugui me encontró e informó que Viviana, le pidió que me avise que su grupo iría al Club Central Norte.

Imaginate la cara de todas cuando aparecí. Me resultó muy difícil entrar porque no había lugares, pues esa noche estaba en vivo, un tal SABU y su grupo.

Era mucha la ansiedad por conocer a un artista semejante , ya que en el interior estábamos acostumbrados a la música de Raúl Padovani, Rubén Mattos, etc.

Cuando la banda comenzó a tocar y el "pibe", que en ese entonces tendría unos 20 años apareció en el escenario, la sorpresa fue total, se caía el Club por los aplausos del público (yo algo de música entiendo ya que tenía un pequeño grupo llamado The Tramps y hacíamos covers en las fiestas de amigos) y esa noche SABU la descosió y el grupo sonaba muy bien!! Quedé convencido de que SABU tenía un futuro distinto al doméstico de sus pares de la época.

Lo más extraño es que desde esa noche y hasta hace unos meses, nunca más supe nada de él.

Viajé muchísimo, viví casi 10 años en Lima, Perú, y ya de vuelta en Argentina, en 1993, tanto por el recuerdo de esa noche, como por la intriga de su, para mi desaparición, pregunté a muchas personas y nadie supo darme ninguna noticia.

En los últimos años con el desarrollo de Internet, cada cierto tiempo ponía su nombre en el buscador y siempre aparecía la historia de un luchador.

Hasta que el año pasado, en primer lugar en la búsqueda apareció tu Página.

Releyendo lo que escribo, advierto que hay mucha "sensibilidad" en este hecho, un hecho aislado comparado con la idolatría de la gente que lo siguió mucho tiempo, pero me alegro de haber encontrado tu Página y siento que tu trabajo me permitió retornar a momentos muy lindos de mi vida.

Mi admiración por SABU no ha cambiado aunque me haya ido del país, ahora he regresado y conmigo el recuerdo tan vívido de aquellos años que nunca olvidaré .

Gracias Susy y deseo que tu emprendimiento siga creciendo como hasta ahora para felicidad de todos, pero principalmente, para que el buen nombre de nuestro ídolo SABU siga estando vigente.

Un Beso.



Anécdota de Gabriel de la Puente (Berazategui - Bs.As. - Argentina )

Hola, no creo que esto se pueda llamar anécdota. Ojalá pudiera contar sobre un encuentro con mi ídolo SABU, y decirles que cumplí mi sueño de verlo en vivo sobre un escenario, de que tengo fotos con él, como sí hicieron muchos de ustedes. Pero no es así.

Ya todos saben que el salió en gira desde nuestro país, Argentina, a fines de los 70's. Y fue tal el éxito que tuvo y tanto lo que lo quisieron, que tuvo que tomar la dolorosa? determinación de no volver y quedarse allí. Uno de mis sueños terminó!

Entonces, me quedo con el recuerdo de aquellos días, en que mis padres me permitían usar, siendo un chico de 10 años, su antiguo combinado musical, aquél al que se le

corría una tapa en la parte superior y aparecía el pasa discocon sus perillas para hacerlo funcionar. Y ahí ponía mi "Manda Rosas a Sandra", "He tratado de olvidarte", "Mon amour mi bien ma femme" y "La última noche con mi amada", mis 2 primeros discos simples que siendo de mi hermana mayor los hice míos... Así pasaban los acordes hasta quedarme dormido sentado en el piso apoyado sobre uno de los parlantes esperando que me lleven a mi cama...

Paso el tiempo y al conocer a mi esposa no dejé de susurrarle, lo que me enseñó en esos días SABU: "en tu cuerpo tierno y tan pequeño, hay una especie de veneno..."

Gracias.



<<< Volver M.ás>>>


Diseños Web